Fresa o fresón, ¿lo diferencias?

fresas o fresones

Fresa o fresón, ¿lo diferencias?

Nos encontramos en plena temporada fresas y fresones, una de las frutas más saludables de nuestro mercado. Esta fruta roja es originaria de Estados Unidos y fue introducida en Europa por los primeros colonos de Virginia, pertenecen a la familia de las Rosáceas y al género de las Fragarias.

En la actualidad la mayoría de cultivos se dedican al fresón ya que como veremos se conserva mejor y es más fácil su transporte.

Aunque tanto las fresas como los fresones son muy similares, hay algunas características que te ayudaran a diferenciarlos:

  • Tamaño: la fresa silvestre es más pequeña y su interior es blanquecino, por el contrario el fresón es más grande y su interior es rojizo.
  • Sabor: el de la fresa es más intenso y un poco ácido. El fresón en cambio, es más suave y según la variedad puede ser dulzón.
  • Temporada: las fresas silvestres las encontraremos durante los meses de marzo a mayo ya que son los propicios para su recolección. Sin embargo, podemos encontrar fresones casi todo el año especialmente desde el mes de enero a finales de junio.
  • Producción: España es el tercer productor del mundo de fresones y el 85% de la producción acaba en Francia, Alemania y otros países europeos, si la mercancía ha llegado hasta ahí es muy probable que se trate de fresones y no de fresas. La fresa es más delicada y debe ser consumida en el lugar donde nace mientras que los fresones al ser más grandes y firmes resisten mejor al transporte.

La realidad es que el fruto que encontramos casi el 99% de las veces es el fresón. De cualquier forma, ambas son muy saludables, contienen vitamina C con un porcentaje superior al de la naranja, además de minerales como hierro y yodo. Su color rojizo es debido a unos pigmentos vegetales llamados antocianinas.

En Frutas Rubio Sánchez encontrarás las mejores fresas y fresones riquísimas para degustar solas o acompañadas en cualquier momento del día.

¿Cómo conservar las fresas y fresones?

  • Usar un recipiente adecuado: es recomendable guardarlas en un envase que permita la entrada de aire para evitar la formación de moho.
  • Guardarlas en el frigorífico: nunca debemos dejarlas a temperatura ambiente porque se estropearán enseguida y para disfrutar de todo su sabor la sacaremos 1 hora antes de la nevera.
  • Lavado: la humedad hace que se estropeen mucho antes, por tanto debemos evitar lavarlas hasta el momento de su consumo.
  • No cortar el rabito: en caso de hacerlo debemos poner un papel absorbente sobre la parte cortada.

Si queremos consumir fresas una vez acabada la temporada podremos congelarlas, para ello las lavaremos previamente y las pondremos en un recipiente evitando que se toquen unas con otras, si queremos endulzar su sabor antes de congelarlas las podemos revolver en azúcar con miel.

No Comments

Post A Comment